En ensalada, frito, al natural… el tomate es un alimento con una demanda muy elevada a nivel mundial. Aunque detrás de China, India o EEUU, España es el octavo productor mundial de tomate contando con más de 40.000 hectáreas oficiales dedicadas a producir exclusivamente tomate de industria. De todas ellas, casi el 60% se encuentran en Badajoz, siendo el producto estrella de la horticultura extremeña; aunque también hay importantes zonas de cultivo en el oeste de Andalucía.

tomate-industria-timac-agro

 

NECESIDADES NUTRICIONALES CONCRETAS

El tomate de industria tiene unas necesidades nutricionales muy específicas ante las que el agricultor debe prestar especial atención.
En primer lugar y posterior al trasplante del tomate es clave que la planta se arraigue bien al suelo. Por ello, tras este proceso y aprovechando el primer riego, se recomienda el uso de productos tales como SUPRACTYL CORE, bioestimulante regenerativo que actúa de manera muy eficiente en la optimización del desarrollo y la respiración radicular; solucionando y previniendo problemas de enraizamiento.

Además, otro mal común que afecta gravemente al cultivo son las carencias de calcio con la consecuente aparición de la podredumbre apical o peseta del tomate. Para evitar dicha problemática y una vez aparezcan los primeros frutos se recomienda el uso de ADUR, corrector de carencias de calcio que activa el desarrollo y la funcionalidad radicular; así como mejora el transporte de calcio. ADUR es altamente efectivo en la prevención de esta enfermedad y contribuye también, al incremento de la producción y calidad de la cosecha.

UN PLAN DE ABONADO COMPLETO Y ÚNICO

Además de solucionar problemas puntuales del cultivo, llevar a cabo un plan de abonado correcto es, sin duda, una de las mejores garantías para una buena cosecha. Para ello, la planta debe estar perfectamente nutrida desde el trasplante y hasta la recolección.

En el tomate de industria se recomienda el uso de un abonado de fondo que actúe según las necesidades nutricionales de la planta como es el caso de D-CODER TOP. Su gran aportación respecto de los fertilizantes tradicionales es que, tal y como hemos comentado, la liberación de nutrientes está regulada por la demanda nutricional de la planta; lo que permite una mayor eficiencia de las unidades fertilizantes aportadas y una disminución de las pérdidas.

RHIZOVIT EXCELIS es también un producto altamente indicado como abono de cobertera en la fase de tuberización, ya que su mecanismo de acción está basado en un triple efecto activador: activador del suelo, activador de la raíz y activador del equilibrio de nitrógeno solventando todas las necesidades nutricionales del cultivo.

A pesar de las indicaciones, cada tipo de cultivo es único y siempre se deben considerar las peculiaridades del clima, suelo y otras problemáticas de la zona. Por ello Timac AGRO dispone de un equipo de más de 200 asesores técnicos de campo que trabajan en el análisis específico de cada cultivo para efectuar un plan de abonado personalizado a cada agricultor.

tomate-industria-timacagro

 

¿Buscas asesoramiento técnico para tu cultivo? Pincha aquí y solicita asesoramiento gratuito