RECOMENDACIONES POR CULTIVO

El cultivo de praderas tiene la particularidad de asociar varias especies, con diferentes necesidades nutricionales y con diferentes ciclos vegetativos complementarios.

Los elementos nutricionales más importantes en praderas son:

NITRÓGENO: Esencial para el desarrollo y crecimiento de pratenses de la familia de las gramíneas, directamente relacionado con el contenido en proteína de las mismas y por lo tanto de la calidad del forraje.

Las leguminosas tienen la capacidad de formar asociaciones simbióticas con bacterias del genero Rizobium que le permiten fijar nitrógeno atmosférico, por lo que no necesitan incorporaciones importantes de abonado nitrogenado.

FÓSFORO: Tanto en especies gramíneas como en leguminosas, el fósforo es el gran responsable del desarrollo radicular, si es deficitario da lugar a una disminución de producción por la falta de absorción de nutrientes.

POTASIO: La falta de potasio se traduce en una disminución de la producción, una falta de resistencia al frío invernal y la sequía estival.

El potasio es fundamental para poder mejorar la calidad nutritiva del forraje (energía).

Otros nutrientes importantes en las praderas son, magnesio, calcio, azufre.

Timac AGRO ofrece al agricultor soluciones de alta rentabilidad adaptadas a la problemática nutricional y a momentos de especial necesidad del cultivo.

Productos novedosos y patentados que aumentan la eficiencia de la fertilización y bioestimulación.

El resultado, un programa de nutrición y bioestimulación que potencia la capacidad productiva de los cultivos.


PROGRAMA DE NUTRICIÓN Y BIOESTIMULACIÓN